10_avisos.jpg

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

Es una demencia neurodegenerativa irreversible que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. ​

Se caracteriza principalmente por una pérdida de la memoria inmediata y otras áreas cognitivas como la orientación, lenguaje, etc.; todo esto conforme las células nerviosas mueren y van atrofiando diferentes zonas del cerebro. ​

Es la reina de las demencias, incurable y terminal, que aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años.​

EPIDEMIOLOGIA:

Hoy en día, la esperanza de vida es cada vez mayor y por tanto las demencias en nuestros mayores son más frecuentes. Las demencias en general y la enfermedad de Alzheimer en concreto, han pasado a ser consideradas un problema de salud mundial. 

En la actualidad en España la cifra de personas afectadas es de aproximadamente 1.200.000, cifra que se aproxima a los 5.000.000 si contamos con la familia.

 

CUADRO CLÍNICO Y SÍNTOMAS:

Según donde se encuentre la afectación cerebral así progresaran los síntomas de la

enfermedad de Alzheimer.  

 

La pérdida progresiva de neuronas produce atrofia de la corteza cerebral que es más acusada  en aquellas áreas relacionadas con el aprendizaje y la memoria. 

Los síntomas iniciales suelen ser problemas de memoria, olvidos frecuentes, falta de motivación o ansiedad ante la aparente dificultad. La familia o amigos son quienes detectan estos problemas, el propio paciente suele quitarle importancia a estos pequeños síntomas. 

 

Otros síntomas comunes son la aparición repentina de signos depresivos sin motivo aparente, cambio de carácter, irritabilidad y trastornos del sueño. 

 

Un diagnóstico precoz de la enfermedad mediante un seguimiento médico y pruebas neuropsicologicas facilitaría la planificación del tratamiento farmacológico y estimulativo cognitivo y ayudaría a la ralentización de la enfermedad.

 

ETAPAS DE LA ENFERMEDAD:

La EA (Enfermedad de Alzheimer) es una enfermedad crónica, de larga duración, 10-15 años, pudiendo variar y existiendo casos de evolución rápida.

Etapa inicial (3 a 4 años de duración), aparecen los fallos de memoria, dificultad para encontrar las palabras de nombres u objetos, problemas de concentración. La persona parece confusa y olvidadiza; puede tener que buscar las palabras o deja los pensamientos sin terminar. A menudo se olvida de los acontecimientos y las conversaciones recientes, pero recuerda claramente el pasado lejano. En general, los afectados todavía pueden vivir de forma independiente y mantener su higiene personal.

Etapa intermedia (3 a 5 años de duración), son llamativas las limitaciones de las actividades de la vida diaria. De forma lenta y progresiva van perdiendo la autonomía, y necesitan ayuda en actividades básicas como el aseo personal, el vestirse e incluso la alimentación. La memoria se afecta de forma grave, y, a veces, el paciente puede no reconocer a los miembros de la familia, perderse en lugares conocidos y olvidarse de cómo hacer cosas sencillas, como vestirse y bañarse. También pueden aparecer trastornos de conducta: intranquilidad, temperamento impredecible, vagabundeo,...

Etapa  final (3 a 5 años de duración), puede perder completamente la memoria y las capacidades intelectuales y funcionales. Es necesario un cuidado completo por la gran limitación de las actividades diarias. Se produce una pérdida progresiva del lenguaje de forma que el paciente deja de hablar, lo cual no significa que no pueda percibir señales emocionales como voces cariñosas, sonrisas o caricias. En la fase grave aparecen con frecuencia también pérdida completa del control de esfínteres de la orina y heces. La inmovilidad del paciente llega a ser casi completa. Se produce pérdida de peso, disminución de sus defensas inmunológicas, e infecciones graves que pueden llevar al paciente a la muerte.

 

 

SIGNOS DE ALARMA:

Alzheimer´s Assotiation ha creado esta lista de señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia. Cada individuo puede experimentar una o más de estas señales a grados diferentes.  Si usted nota cualquiera de ellas  consulte con su médico.

1. Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana

2. Dificultad para planificar o resolver problemas.

3. Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa,trabajo.

4. Desorientación de tiempo o lugar.

5. Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan uno al otro en el ambiente.

6. Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito.

7. Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para recordar dónde estaban.

8. Disminución o falta del buen juicio.

9. Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales.

10. Cambios en el humor o la personalidad.